¿Sabes cómo conservar el vino en casa? No hace falta ser un gran aficionado del vino para tener alguna que otra botella en la despensa. Lo que muchos no saben es que, si no se conservan correctamente, éstas corren el riesgo de estropearse y no ser aptas para consumir. 

Como lo oyes: los vinos necesitan estar en unas condiciones óptimas para que se conserven con el paso del tiempo. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo y al final de este artículo serás todo en un experto en conservar botellas de vino en tu casa. 

¿Cómo conservar botellas de vino en nuestro hogar?

La verdad es que la mayor parte de vinos que consumimos habitualmente no mejoran con el tiempo, pero sí que hay botellas más especiales y selectas que necesitan un cuidado mayor.

Algunos vinos ni siquiera se pueden consumir en el momento en el que se compran, muchas veces es necesario guardarlos durante un tiempo, y sólo podrán mejorar si están en las mejores condiciones. Pero ¿Cómo conservar el vino para que no se estropee? ¿Qué le afecta realmente a su conservación?

Temperatura del vino

La temperatura de conservación del vino debe estar entre los 15º o 20º, y lo ideal es que se mantenga lo más estable posible. Si el vino se encuentra en un lugar en el que haya exceso de calor y se somete al corcho a una temperatura demasiado alta, éste puede llegar a secarse y dejar pasar a uno de los mayores enemigos del vino, el oxígeno.

Una prueba que puedes hacer para saber si tu vino se ha echado a perder es comprobar que el corcho no esté manchado de vino de un extremo a otro, si es así lo más probable es que tu vino se haya echado a perder.

Humedad

La humedad ideal para la conservación del vino está en torno al 80%. Si está expuesto a demasiada humedad en el corcho podría aparecer moho. En cambio si la humedad es escasa el problema es similar al del exceso de calor, dejando pasar aire a la botella y oxidando el vino.

Otro factor que hay que tener en cuenta la posición en la que colocamos el vino. Lo mejor para su conservación es que se coloque de forma horizontal, ya que de esta forma el vino permanecerá en contínuo contacto con el corcho, haciendo así que se mantenga húmedo y no pierda elasticidad.

Luz

Los rayos UV pueden alterar el estado del vino, y aunque muchas botellas están protegidas contra la radiación solar lo mejor es prevenir. Así que si queremos conservar una botella de vino durante un período de tiempo más o menos largo es mejor que la mantengamos en un sitio oscuro.

Olor

Aunque parezca que los olores no tienen nada que ver con el vino, lo cierto es que si que le afectan, así que para conservar el vino en buenas condiciones lo mejor es que el lugar donde guardemos nuestra botella esté libre de olores fuertes. Los olores intensos pueden impregnar la botella, y especialmente el corcho, y una contaminación del tapón con olor haría que el vino también se impregnará de ellos estropeándolo.

Como veis mantenerlo en buen estado no es una tarea difícil, simplemente hay que saber cómo conservar el vino y cuales son los factores externos que debemos cuidar para que esté perfecto en el momento de su consumo.

 

Únete a nosotros en este camino,
contáctanos




Headquarters:
C/Hermanos Maristas,27 Tui 36700, Pontevedra

Pin It on Pinterest

Share This