Si eres un amante del vino, estás en el lugar adecuado. ¿Nunca te has preguntado cómo es el proceso de
crianza del vino? ¿Por cuántas fases tiene que pasar antes de llegar a tu copa? Si es así sigue leyendo,
porque hoy vamos a hablar sobre el proceso de crianza del vino, y te aseguramos que es algo muy
interesante.

La crianza del vino se define como el proceso controlado de envejecimiento y maduración de un vino
mediante el cual se desarrollan caracteres especiales, para así, conseguir los mejores aromas y matices. En
función de la tipología del vino se llevará a cabo un tipo específico de crianza. Los distintos tipos de
crianza se diferencian esencialmente por el tipo de material utilizado y por la presencia de oxígeno en el
proceso de envejecimiento. Los materiales más comunes son la madera, el acero inoxidable y el cristal.

 

Tipos de crianza del vino

 

Crianza biológica

Este tipo de crianza tiene lugar cuando el vino envejece bajo una capa de levaduras vivas, lo que es más
conocido como ‘velo de flor’.

 

Crianza oxidativa

El oxígeno y el vino, por lo general, no se llevan bien, ya que el oxígeno provoca su oxidación y hace que
se eche a perder. Sin embargo, el oxigeno en cantidades muy pequeñas puede ser beneficioso, ya que
propicia la microoxigenación.

 

Crianza reductora

Como ya explicamos vino y oxígeno no casan bien, por lo que los vinos normalmente evolucionan con
ausencia casi total de aire. Este ambiente reductor evita su oxidación y hace que el vino se estabilice y
alcance un momento de consumo óptimo. Este tipo de crianza normalmente se aplica a vinos blancos
jóvenes.

 

Crianza mixta

Es el tipo de crianza por excelencia Es una mezcla de crianza oxidativa y reductora. En primer lugar se
lleva a cabo la crianza del vino en barrica, sometiéndolo a la crianza mixta. Posteriormente se pasa a
embotellar el vino, donde permanecerá un período de tiempo hasta que alcance su plenitud. Por lo general
los grandes tintos se crían bajo este método, aunque también se puede aplicar en vinos blancos.

 

Hay que tener en cuenta que estas son unas pautas muy generales, obviamente cada vendimia es distinta,
y por tanto, cada vinificación requiere ajustes. En Camino de Cabras cuidamos cada mínimo detalle en
nuestro proceso de vinificación, para que esta dedicación y cuidado se vea reflejada en cada nota de
nuestros vinos cuando llegan a tu copa.

Únete a nosotros en este camino,
contáctanos




Headquarters:
C/Hermanos Maristas,27 Tui 36700, Pontevedra

Pin It on Pinterest

Share This