Elegir bien los vinos para Navidad es la regla de oro de un buen anfitrión. En estas fechas de cenas, eventos familiares y comilonas, no siempre es fácil estar atento a todos los detalles, y un mal maridaje puede arruinar por completo todos los esfuerzos que ponemos en el menú.

Hay que aclarar que el maridaje es siempre una cuestión de gustos: se trata de que la combinación del vino y la comida cree una experiencia agradable en el paladar del que lo disfruta. Pero hay algunas pautas generales que podemos darte para que entiendas mejor cómo funciona la fusión aromas-sabores. Si estás eligiendo tus vinos para cenas de Navidad y no quieres defraudar a tus invitados, no dejes de leer.

 

Claves para elegir tu vino para Nochebuena

Sobre gustos no hay nada escrito, pero sobre vinos hay una verdad universal: los mejores vinos para Navidad son los que potencian el sabor de las comidas, los que las complementan y las engrandecen, sin restarles protagonismo. Nochebuena, Reyes o la comida de Año Nuevo, aquí van unos consejos paso a paso para que tu menú sea un éxito en todas las fiestas.

 

Abriendo boca con un buen Godello

Cualquier menú que se precie empieza abriendo boca con unos buenos entrantes. Y en las comidas de estas fechas el rey indiscutible es el marisco. Percebes, cigalas, centollas, bueyes, langostinos, bogavante… Todos tienen un aliado estrella en Navidad: el vino blanco. Nuestra recomendación es combinarlo con un buen Godello dulce y afrutado, que resalte el sabor de la comida y nos permita apreciar todos sus matices. Aunque el marisco es tan versátil que nos deja experimentar casi con cualquier tipo de vino blanco: desde ácidos a espumosos o de barrica. Si eres más de tablas de ibéricos, quesos o cortes de jamón, elige un tinto con cuerpo y acertarás seguro.

 

Albariño para los primeros

En el primer plato suele triunfar el pescado, ya sea al horno o en arroces. Una opción es combinarlo con tintos suaves tipo Pinot Noir, pero para un maridaje ganador prueba a poner un Albariño fresco entre los vinos  para tu cena de Navidad. Un Camino de Cabras, con sus notas tropicales y de albaricoque, es perfecto para hacer brillar un buen pescado.

 

Mencías afrutados: uno de los mejores vinos para Nochebuena

Si en los primeros platos ganaba el pescado, el plato principal en estas fechas suele ser siempre a base de carne. Para las carnes frías tipo carpaccio o roastbeef, e incluso para las de ave, puedes seguir apostando por los blancos o por rosados ligeros. Pero si te has decidido por carnes rojas o platos más contundentes, ya sabes cuáles serán tus mejores vinos para Navidad: los tintos con cuerpo, con carácter, como nuestro Mencía. Su aroma de frutos rojos, moras y grosellas hace que sea muy equilibrado en boca, con sutiles recuerdos de uvas pasas y confitura de higos maduros. Una verdadera delicia para el paladar.

Los postres casi siempre se maridan con vinos dulces, pero en Camino de Cabras nos gusta experimentar y terminar las comidas y cenas navideñas alargando el tinto de la carne. Si es afrutado, la fusión con el dulce de los postres será deliciosa. Siguiendo con nuestro Mencía, sus toques de frutos rojos lo convierten en uno de los mejores vinos para Nochebuena, el broche de oro perfecto. Se trata de jugar con los distintos sabores y encontrar los que nos resulten más agradables.

Y vosotros, ¿cómo maridáis las comidas cuando queréis impresionar? ¿Cuáles son vuestros vinos para cenas de Navidad favoritos?

Únete a nosotros en este camino,
contáctanos




Headquarters:
C/Hermanos Maristas,27 Tui 36700, Pontevedra

Pin It on Pinterest

Share This